fbpx

Fernando  Esta historia empezó como todas, en algún lugar de esta gran ciudad de México. Llegó a mi una señora a la cual no pregunte ni su nombre, ni su edad, ella me pidió una oración de algún santo para las